La calidad del aire interior en nuestras instalaciones es una prioridad

En Gastronomía Baska cuidamos el confort y bienestar de nuestro equipo. Somos conscientes de que una buena calidad del aire conlleva entornos más seguros y saludables. En el marco de nuestra gestión medioambiental, la evaluación de la calidad del aire interior en nuestras instalaciones es fundamental, consiguiendo entornos de trabajo más productivos.

Los espacios cerrados climatizados necesitan periódicamente un control con el fin de detectar posibles contaminantes en el aire que pueden ser perjudiciales para la salud (irritaciones de garganta, ojos, rinitis…), tal como refleja el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios, RITE.  El pasado noviembre se llevó a cabo la inspección de calidad ambiental en interiores por parte de la empresa Biotik, de acuerdo a la norma UNE 171330-2, con el resultado de conforme.

En la planta de producción, con unas condiciones ambientales muy específicas y determinadas zonas propicias al desarrollo de microorganismos, se ha intensificado durante los últimos tres años un estudio con el objeto de identificar y evaluar el riesgo sanitario para los usuarios y el producto elaborado. La instalación de un generador de Ozono ha supuesto en las mediciones periódicas la obtención de unos resultados muy satisfactorios, con una mejora sustancial de la calidad ambiental.